martes, 19 de septiembre de 2017

VISITÓ LA CIUDAD DE PARANÁ EL PRIMER EQUIPO PORTEÑO

Llegó a Paraná el famoso Maximiliano Susán 
con Estudiantes de Buenos Aires
UN DUELO DE “ESTUDIANTES”
MAXIMILIANO SUSÁN
SU VISITA A PARANÁ
CAUSÓ MUCHO REVUELO
La primera vez que llegó a Paraná un equipo de fútbol de Buenos Aires fue para setiembre de 1913, cuando se programó la visita del Club Estudiantes capitalino, aquel de la casaca a batones verticales negros y blancos, para el día de la primavera; sin embargo inconvenientes de último momento hicieron que la fecha definitiva fuera fijada para el 28 de setiembre.

Los dirigentes del equipo de Avda. Francisco Beiró, Villa Devoto, Buenos Aires adelantaron que la formación estaría compuesta por: De La Barrera; Bergalli y Krieger; Sáenz, Jovalosky y  Romero; Spinelli, Madero, Maestegui, Malbrán y Ocharadio (no figuraba Susán en el listado original); con el plantel figuraban además los doctores Serra y Meschini y el señor Zogo.

Por su parte la formación de Estudiantes de Paraná se anunciaba en la prensa escrita con: Pannuto; Olmos y Thompson José; Tapia, Thompson Federico y Romagnoli; L. Balbarrey, C. Rossi, C. Izaguirre, Leckie (anteriormente militaba en Paraná) y Guillen.

Las entradas tenían los siguientes precios: palcos para cuatro pesos y entrada  general 50 centavos; se podían adquirir en las casas de comercio de Micheltorena  (Plaza de Mayo), Radío y Albariño (Plaza Alvear) [1].

Aquel domingo 28 de setiembre estaba prevista la llegada de los estudiantes porteños, vía ciudad de Santa Fe, y la sociedad paranaense había designado de su seno una comisión especial presidida por el joven Juan Méndez Casariego, la cual había confeccionado un interesante programa de festejos, entre los cuales se encontraba un banquete a servirse en el flamante Hotel Gransac, de calles San Martín y Urquiza, el lunes por la noche.

Desde la Plaza de Mayo habría de partir un tranvía expreso (aquellos de tracción a sangre) hacia el Puerto Nuevo para esperar la delegación visitante. El partido estaba programado para las dos de la tarde y había comprometido su participación la banda de policía.

Ese domingo también jugarían la revancha por la Pro Vencedores “Paraná F.B.C.” y “Talleres F.B.C.”, pero éste no se presentó a jugar y los dos puntos se acreditaron a favor de Paraná.  Para el día lunes habría otro encuentro entre un combinado local y los visitantes[2].

El partido entre “Estudiantes F.B.C.” de Paraná y “Estudiantes” de Buenos Aires, se disputó en un nuevo campo de juego habilitado en la Sociedad Rural, frente al Campo Candioti, calle Alsina (hoy Avenida Francisco Ramírez) por medio, lugar donde durante algún tiempo jugara como local el Club Estudiantes y donde en la actualidad está la Terminal de Ómnibus.

Aquel partido había despertado un gran interés en los círculos deportivos locales, por la presencia de los grandes jugadores nacionales, entre ellos el internacional Maximiliano Susan; ese interés quedó demostrado en la numerosa concurrencia que se dio cita en aquel nuevo field. Es que M. Susán venía de demostrar en Río Grande (Brasil) sus grandes condiciones, siendo integrante del primer equipo argentino que visitó tierras cariocas (año 1910); además integró en veintidos oportunidades la casaca de la Selección Argentina e hizo ocho goles, precisamente un mes antes, el 15 de agosto de 1913, había convertido los 4 goles con los que la Selección Artentina derrotó a su similar de Uruguay; un mes más tarde de su visita a Paraná jugó otra vez para la selección en Montevideo frente a Uruguay perdiendo 1 a 0; se entiende que es el jugador más goleador en un partido de fútbol: hizo doce goles en un partido oficial frente a Lomas Athletic, resultando ganador su equipo por 18 a 0 (año 1909).
FORMACIÓN DE ESTUDIANTES DE BUENOS AIRES.
VARIOS DE ESTOS ESTUVIERON EN PARANÁ
El team de Estudiantes porteño estuvo formado así: De La Barrera; Harris y Sicardi; Romero, Maximiliano Susán y Cardis; Paulosky, Ochandio, Maistegui, Malbrán y Zago.

Estudiantes de Paraná se presentó de la siguiente manera: M. Panutto; José Thompson y Olmos; Julio Tapia, Federico Thompson y Solari; C. Rossi, Walter Leckie, Horacio Balbarrey, Humberto ‘Humerito’ Romagnoli y José M. Izaguirre. Actuó como referee correctamente Ernesto “Tito” Clark.

El juego se desarrolló en completa armonía, viéndose la superioridad de los visitantes a partir de los 10´ de juego, arrojando la primera etapa el tanteador de 1 a 0 a favor de los porteños. En el segundo tiempo la superioridad se hizo notar más y la pelota no salía de la zona de defensa local, con algunos tenues contragolpes. Con cuatro nuevos tantos, se terminó el encuentro con el triunfo de la visita por 5 a 0, con goles, entre otros, de Maximiliano Susán, Pavlosky, Romero y Ochandío. El público les tributó un merecido aplauso a los vencedores.

El lunes 29 en el mismo campo de juego se encontraron ante numeroso público  el combinado de Paraná (la “Ligera Paranaense”)  y Estudiantes de Buenos Aires.

“Estudiantes se presentó con los mismo jugadores que el día anterior, aunque colocando a Maximiliano Susán de centro forward. El juego fue movido e interesante. Difícil era saber quién podría triunfar, tal era el equilibrio de las fuerzas. En el primer half time el score no fue abierto. En el 2º Estudiantes marcó a su favor dos goals que fueron los que le dieron el triunfo.

El team de la Liga estaba formado así: Miguel A. Arigós (Del Paraná FC.); Godofredo Arigós (Paraná FBC), R. Thompson (Estudiantes); H. Hollard (Paraná FBC) y J. Williams (Provincial), M. Millar (Provincial), J. Edward (Talleres), Pedro Mutio (Paraná), Luis Almada (Paraná), Lucio Cuadra (Paraná) y Müller (Provincial)” [3].
HOTEL GRANSAC DE PARANÁ
AQUÍ SE REALIZÓ EL BANQUETE DE DESPEDIDA PARA LOS VISITANTES
Se puede consignar que fue esta la primera formación de un equipo ‘ligado’, una selección con los valores locales en la ciudad de Paraná, como preámbulo de los que años más adelante se darían con la Copa Adrián Beccar Varela que se disputó desde 1932 hasta la década del sesenta.



[1] (“La Acción”.Viernes 19/9/1913. B.I.P.E.R.)
[2] (“La Acción”.Domingo 28/9/1913. B.I.P.E.R.)
[3] (“La Acción”.Miércoles 1/10/1913. B.I.P.E.R.)

EL CLUB PARANÁ HABÍA SUPERADO EL MOMENTO DIFÍCIL

ESTUVO CERCA DE ZOZOBRAR 
COMO INSTITUCIÓN EN 1913
El ‘Paraná Foot Ball Club’ nacido en 1907 pasó sus momentos difíciles en algunas oportunidades, como le ocurrió a muchas instituciones de Paraná. Algunas, como en este caso, superaron las contingencias y otras no lo lograron y desaparecieron…

Ya lo hemos mencionado pero, sin embargo, es digno rescatar el Acta de Fundación del Club Paraná:
 Pasados sus primeros seis años habían llegado las conquistas importantes y sus fundadores las resaltaban orgullosos. Don Lucio Arengo, uno de sus más entusiastas fundadores, había hecho su aporte para sostener la digna institución. El recuerdo de su trabajo se rescató varios años después: “… Parece que el Laurel de la Pro Vencedores perdiera su forja de áureo metal y se trocara en rosas frescas que cubrieran permanentemente el pedazo de tierra que guarda la fina y pequeña figura de don Lucio mientras una gran bandera, la de la entrerrianía deportiva protege con la sombra de su significado, el sueño eterno del Fundador. Como si fuera ayer, dirán los que echaron cimientos al Paraná Foot Ball Club: la casona de calle San Juan, antes el almacén de Cirineo, el banco de la plaza frente a la Catedral, el aula de la vieja y querida Escuela Sarmiento donde fundamos el Club…”[1]



[1] (Revista del Cincuentenario del Club Paraná. 1957)

CUARTA EDICIÓN DE LA COPA ‘PRO VENCEDORES’ EN PARANÁ

La actividad del año 1913

En este año se volvió a jugar la Copa ‘Pro Vencedores’ con la participación de los primeros equipos de Estudiantes, Paraná y Talleres en partidos de ida y vuelta. Aún no habían podido ingresar los equipos de Rivadavia, Belgrano y Provincial.

El “Paraná F.B.C.”, que venía de una temporada de complicaciones como institución, reflejada en una dejadez deportiva, al realizar una asamblea para reorganizarse, resolvió ampliar su campo de acción, no concretándose solamente al fútbol, sino incorporando otras disciplinas como la esgrima y el boxeo. Con tal motivo se estaba estudiando la posibilidad de arrendar un terreno apropiado para construir un field, baños adecuados y salas para otros juegos.

En dicha asamblea la nueva Comisión Directiva quedó integrada de la siguiente manera: Presidente Isaac J. Auli, Vicepresidente Vicente J. Onaindia, Secretario Alejandro J. Prieto, Pro secretario Dino Pierotti, Tesorero Lucio Cuadra, pro tesorero Cayetano Blanda, vocales J. Hollard, Godofredo Arigós, Torcuato Blanda, Eusebio Ruiz y Ángel Arigós. Capitán del cuadro. J. Hollard[1].

"Allá por el año 1913 y pese al esfuerzo de un núcleo de asociados pasaba el Paraná F.B.C. por una situación de la más críticas a tal punto que el pesimismo  sobre el futuro había hecho crisis y desde luego su disolución era de por sí para algunos irremediable. Los recursos que disponía eran escasísimos; los socios, que eran pocos en aquel entonces, se empezaba a desbandar, cosa que también ocurría con varios de sus jugadores; pero la voluntad férrea y el cariño hacia la institución puesto de manifiesto por un grupo de destacados socios que pusieron el hombro para sobrellevar esta situación hizo que el Paraná F.B.C. se entonara, tomara de nuevo su viejo derrotero y siguiera a paso firme el camino impuesto por sus fundadores.

Esos dignos socios del club de los cuales a varios tuvimos el honor de tenerlos presentes en los actos celebratorios de este nuevo gran aniversario: fueron Esteban J. y Enrique Daneri, Antonio y Alejo Mutio, José Álvarez, Valentín Alloatti, Isidoro Rossi, Alfredo Salcerini, José Bernardis, Antonio Pueyo, Alberto Suárez (“el caballero del fútbol”), Daniel R. Falcón y Rodolfo González, recientemente fallecido en la Capital Federal” [2].

El primer encuentro por el campeonato de que hay registro, hasta el momento, es el que sostuvieron los cuadros de Paraná y Talleres en la Plaza de Ejercicios Físicos, Campo Candioti, el domingo 7 de setiembre. Los viejos y populares colores roji bancos habían logrado un nuevo lauro al salir airoso por tres tantos contra cero.

Paraná jugó aquel domingo uno de los mejores encuentros desde su inicio en 1907 y el  resultado estuvo acorde a la temible formación que presentó en esa oportunidad. Almada en el primer tiempo y Pedro Mutio y nuevamente Almada dieron cifras definitivas al tanteador. Ambos equipos se comportaron valientemente y triunfó el que demostró ser netamente superior en el campo de juego. Paraná FC que tuvo una temporada de achatamiento y dejadez, vuelve pues a ocupar su puesto de primera fila, lleno de entusiasmo y de energías” [3].



[1] (“La Acción”. Jueves 4/9/1913. B.I.P.E.R.)
[2] (“La Acción”. Martes 25/6/1957. H. del A. G. de E. R.)
[3] (“La Acción”. Martes 9/9/1913. B.I.P.E.R.)

EL SUBSIDIO DE ESTADO PARA LA PRÁCTICA DEL DEPORTE

El apoyo del Estado Provincial 
al fútbol en aquel año

Si bien no hay  datos precisos acerca de qué equipo se trataba, en la Cámara de Senadores de Entre Ríos se dio un debate ante el pedido de un subsidio de 100 pesos con el objeto del traslado a jugar un partido de fútbol a Gualeguaychú, contra un equipo de esa ciudad.

El senador Goyri hizo la moción para que el Presidente de la Cámara gestionara la entrega de esa suma ante el Poder Ejecutivo provincial. El senador Rosas, no apoyó la moción, entendiendo que debía estimularse el deporte pero que la petición no era formal ni tenía justificación para constituir materia legislativa, toda vez que el asunto no revestía caracteres de seriedad. Hubo otro senador de la oposición que opinó que se trataba de “un subsidio para farrear”. En cambio el senador Cerro Requena opinó que se podría distraer esa suma del sobrante de tesorería[1].

Nacía entonces el interminable debate sobre el gasto público destinado a las prácticas deportivas que se da en todas partes del territorio nacional…



[1] (“La Acción”. Jueves 5/9/1912. B.I.P.E.R.)

SIN REGISTROS EN LA PRENSA DE 1912

Hay muy pocos datos

Nuevamente la información existente es tan reducida que nos impide desarrollar un trabajo más detallado. Sólo se pudo rescatar los siguientes datos estadísticos de los principales rivales de entonces:
“PARANÁ FC.” AÑO 1912. Jugados 4, ganados 2, perdidos 1, empatados 1, goles a favor 9, goles en contra 2. 1 partido ganado por cesión.
“ESTUDIANTES FC.” AÑO 1912. Jugados 6. Ganados 4, perdidos 0, empatados 2; goles a favor 15, goles en contra 2[1].



[1] (“La Acción”. Martes 21/10/1913. B.I.P.E.R.)

LA RAZÓN DE SER DE UN APELATIVO

LOS ‘GATOS’ DEL CLUB PARANÁ
Es interesante rescatar lo que significó en sus primeros tiempos la rivalidad entre el Club Paraná y el Club Belgrano, primer clásico paranaense, cuya vigencia perdió brillo en los últimos años.

Sin embargo, en los inicios del fútbol ligado en Paraná, este clásico tenía una relevancia singular. Nada mejor que rescatar de los propios ‘gatos’ el origen de su identificación popular:

“LA RAZÓN DE SER DE UN APELATIVO.
La historia de nuestra vieja entidad, plena de anécdotas ricas en emociones y humorismos que se cimientan a través del tiempo y que hacen la herencia espiritual de todos los grupos sociales, tiene una que es herencia, es por lo tanto carne y fue indudablemente revivida en un período de las grandes pasiones del fútbol paranaense: las de “gatos” y “mondongueros”.
Nos llamaron “gatos” en aquella “épica futbolera” donde la pasión hervía en la sangre de albi-azules y roji-blancos… y nosotros le adjetivamos “mondongueros” a esos nuestros tradicionales rivales del 21 al 31, hoy hermanos por la sangre del terruño y del deporte.
Lo que se quiere hacer notar es que lo de “gato” nos viene de Pedro F. Mutio nuestro Presidente honorario, que allá en 1907, cariñosamente en la vieja casona de los Arengo le apodaron gatito. Y allí está el fenómeno natural… se heredó y con el fuego de los hinchas, revivió el apelativo, pero para todos.  Fue entonces la gran familia gatuna. Desde luego, a mucha honra, pues lo que se hereda no se hurta. Bien Don Pedro, muchas gracias por el recuerdo y porque somos “gatos”, no porque nos hayan bautizado de grandes sino porque trajimos el nombre de cuna, no de pila.
En la recordación del Cincuentenario vaya la anécdota como una expresión de reconocimiento a esa filosofía popular que hace una escuela de idiosincrasia que no se borra jamás[1].



[1] (Revista del Cincuentenario de Club Paraná. 1957)

PARANÁ F.B.C. CAMPEÓN DE LA ‘PRO VENCEDORES’ EN 1911

EMPATÓ UNO A UNO CON ‘ESTUDIANTES’

Precisamente, luego del partido inicial de Belgrano, el flamante equipo celeste y blanco se vio engrosado por un contingente de estudiantes del Colegio Nacional que venía pretendiendo la representatividad de Estudiantes F.B.C. pero que no tuvo suerte tras una decisión sometida al arbitraje de un jurado constituido al efecto que se expidió el sábado 15 de julio. Así quedó una fracción con la divisa blanquinegra de Estudiantes y los otros se plegaron al Belgrano recientemente nacido. El domingo 16 de julio a las dos de la tarde fue fijado para el enfrentamiento entre Paraná F.B.C y Estudiantes F.B.C. con un precio de 30 centavos la entrada en boleterías[1].

El encuentro suscitó una gran expectativa en la ciudad ya que el ganador prácticamente se quedaba con la Copa Pro Vencedores y Paraná aún empatando era el campeón de la tercera temporada. Esto hizo que el encuentro resultara muy atractivo y reñido, terminando con el empate en un gol por bando.

A las órdenes del joven Ernesto “Tito” Clark, que actuó correctamente, los equipos iniciaron el partido a las 2 y 30 hs. de la tarde de la siguiente manera:
FEDERICO THOMPSON
CENTRO HALF
ESTUDIANTES F.B.C.
Estudiantes F.B.C.: Miguel Scattini; J. Thompson y J. Medina; J. Solari, Federico Thompson y J. Giménez; M. Silveira, N. Oviedo, Teodoro Blanda, E. Medina y R. Thompson.
Paraná F.B.C.: Máximo Müller, Godofredo Arigós y Cayetano Blanda; L. Balbarrey, Antonio Prieto y Miguel Arigós; Lucio Cuadra, M. Vera, F. Arengo, W. Leekie (que venía del equipo de los ingleses de la estación) y Pedro Mutio.

“El juego resultó en todo movido e interesante. Ambas rayas estuvieron en serio peligro de caer vencidas repetidas veces, consiguiendo en la mayoría de los casos salir airosas las respectivas defensas. En el primer período Paraná estuvo en la ofensiva consiguiendo a los 10’ su único goal por intermedio de Arengo en un tiro corto…”[2]

Lamentablemente no se ha podido acceder a otras crónicas de los partidos jugados por la Copa Por Vencedores, aunque se registran estadísticas que indican la realización de varios partidos. 

La campaña de Paraná ese año fue de seis partidos jugados, cuatro ganados, uno empatado y uno perdido, con once goles a favor y tres en contra.   Por su parte, Estudiantes F.B.C. jugó cuatro partidos, empató uno y perdió tres, con cuatro goles en contra y un partido perdido por cesión de puntos, lo que muestra la pobre e inusual campaña de aquel año, víctima de las disputas internas que originaron una división inesperada[3].



[1] (“El Entre Ríos”. Sábado 15/7/1911. B.I.P.E.R.)
[2] (“El Entre Ríos”. Martes. 17/7/1911. B.I.P.E.R.)
[3] (“La Acción”. Martes 21/10/1913. B.I.P.E.R.)